Anafe Cite
 
 
inicio contacto
 

BUSCADOR
 
 
ACTUALIDAD
 
 
ANAFE-CITE
 
 
 
 
 
DESTACADOS
 

 

Horario Verano
Fundación
ANAFE-CITE

Lunes a  Viernes:
08:30 - 14:45  


 



11/12/2006
“el sudoku de los penados inmigrantes”
El Programa de Intervención con población reclusa que desarrolla la Fundación Anafe es un ámbito de intervención social muy complejo habida cuenta del marco donde se desarrolla el mismo.
El Programa de Intervención con población reclusa que desarrolla la Fundación Anafe es un ámbito de intervención social muy complejo habida cuenta del marco donde se desarrolla el mismo, las características y circunstancias de los penados, procedencia, delito, condena, ausencia/presencia de redes sociales y familiares de apoyo, y un largo etcétera de elementos que determinan un mundo encerrado entre cuatro paredes. Los reclusos inmigrantes tienen además otros condicionantes de orden administrativo que fagocitan más si cabe nuestro trabajo en el centro penitenciario. La Aplicación de la Ley Orgánica 11/2003 sobre medidas concretas en materia de seguridad ciudadana, violencia doméstica e integración social de los extranjeros establece con carácter general, que los presos que cumplen condena son deportados a su país de origen cumpliendo con la normativa mencionada. Además, para los extranjeros no regulares con pena de prisión inferior a seis años la regla general es la sustitución de la pena por la expulsión, y si la pena es mayor a seis años, una vez que cumplan las tres cuartas partes o alcancen el tercer grado, también como regla general se acuerda la expulsión.
Ante este panorama, uno de los objetivos que la Fundación Anafe se plantea en el programa de intervención en el ámbito carcelario no se puede cumplir ya que la legislación impide la incorporación social y laboral de los inmigrantes una vez que hayan finalizado su condena y por tanto reintegrarse en nuestra sociedad. Nos encontramos pues ante una norma implacable que no atiende ningún tipo de circunstancia que flexibilice su aplicación, que no observa la concurrencia de elementos como los afectivos, familiares, etc. del penado que permitan otra resolución que la ya comentada. (La única excepción es que exista una/un cónyuge con nacionalidad española). Esto convierte en el fondo y en la forma en una norma a nuestro juicio injusta. Su propio enunciado es ya un desatino. Las prisiones se convierten en absurdos pasatiempos o sudokus para los penados que ante una nula expectativa futura se embriagan de la nada del mañana. Rompecabezas o jeroglíficos no matemáticos que encapsulan a éstos hombres y mujeres en deportados de cuerpo presente, que no encuentran ninguna motivación por iniciar procesos de mejora personal, familiar y social. El estado de abatimiento y desmoralización de muchos de ellos hacen que su estado general de salud física y mental empeore lo que está produciendo un importante número de personas con tratamientos psicológicos y psiquiátricos en los centros penitenciarios.
Los obstáculos con los que nos encontramos para apoyar las solicitudes bien de destino laboral en el centro como de permisos o salidas penitenciarias, son cada vez mayores. Por parte de la Junta de Tratamiento y del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria cada vez son más cautelosos en permitir que inmigrantes extracomunitarios, aunque cumplan el tiempo de condena para solicitar los permisos, puedan disfrutar de los mismos. Entre otros motivos alegan que existen casos de quebrantamiento de las condenas donde presos no se personan en prisión después de un permiso. Este tipo de situaciones generan una fuerte desconfianza y provocan un endurecimiento de las medidas.
Aun con todo y con ello, nuestro trabajo mermado supone un acompañamiento en ese sudoku vital, enlace con lo externo tanto con familiares abogados y recursos jurídicos y de coordinación con los profesionales del centro penitenciario, policía nacional y juzgado de vigilancia penitenciaria. Poco es, pero algo es más que nada.
Eduardo Jiménez Caro
Director Fundación Anafe-CC.OO.

< Volver
ZONA INTERCAMBIO
 
 
 
 
 
 
 
BREVES
 
ASOCIACIONES